Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

CAP 25.-

- A mis padres.- ¡Andanda! ¿y eso mi joven amigo?- Pues es que no los conozco.- ¿Y con quién has estado viviendo durante todos estos años, no serás un extraterrestre?- Y luego que me dicen que soy rarito. Estaba con mis padres adoptivos, era muy pequeño cuando me dieron en adopción. Lo único que se de ellos es que son de aquí y que el apellido es Stalh.- Aquí tienes el folleto, ese apellido está por la página 52.- Pero si aquí hay como cinco familias apellidadas de esa forma.- ¡Já! Pero eso ya es tu problema… Y ahora son cinco euros.- ¡Pero que me dices! ¡Eso es un atraco a mano armada! Te doy tres y ya.- ¡Trato hecho! Joven amigo creo que has dejado pasar por alto un pequeño inconveniente.- Ya, no sé llegar a ningún lugar de los de la guía.- También pero para eso tienes un mapa con las carreteras. Pero a lo que yo me refería era, ¿cómo piensas llegar hasta allí?- **********
Daniel o más bien Charlie, se puso a maldecir a todo lo que se movía y a decir todas las palabrotas conocidas y …

CAP 24.-

Se acercó al tercer y último comercio temeroso de que le pasase lo mismo que en el anterior, eso de que una vaca se te acerque y te lave la cara no resultó ser muy buena experiencia.Antes de entrar se aseguro de que no pasase ningún animal. Al ver que había luz verde, entró al local.Le sorprendió mucho la disposición de los elementos para almacenar cosas: algún armario, unos pocos estantes, una gran cantidad de cántaros de diversas capacidades, cubos,…A la vez que iba avanzando hacia el mostrador, la decoración iba cambiando. Algunas de las piezas del mobiliario restante que estaba a la venta eran cinco sillas, tres cunas, una mesa, alguna cama, etc.Por fin llegó al mostrador, se dispuso a observar al vendedor cuando una voz le sacó de sus pensamientos. Era la voz del vendedor, un hombre de aspecto albino de aproximadamente cincuenta años.
- ¿En qué te puedo ayudar? –le preguntó un poco somnoliento.- Quierounlibrodepáginasamarillas – le contestó Dani de una manera muy rápida.- Perdona,…

MINI-CONTINUACIÓN CAP 23.-

Al colgar, Dani se arrepintió de haberle dicho a Katy donde estaba, pero por lo menos la llamada le había servido para saber por donde debía continuar la búsqueda de sus verdaderos padres.
Se acercó a uno de los comercios pero ahí no podían vender “páginas amarillas” ya que solo había comida.
“Por lo menos ya se dónde debo acudir para comprar comida” pensó un poco esperanzado al borrar el miedo a quedarse muerto de hambre.

Se disponía a entrar en el segundo comercio cuando, de repente, salieron dos vacas por la puerta. Uno de los animales se le acercó y antes de que se diera cuenta le dio un lengüetazo de manera que le limpió toda la cara. El dueño de esta se estaba aguantando la risa por lo ocurrido pero al ver la cara de Dani no pasó mucho tiempo hasta que se empezó a reír a carcajada limpia.
Aun estaba riéndose cuando le dijo a Dani algo parecido a “le has gustado chaval”.
En cuanto se largaron, Dani prefirió no entrar en el establecimiento.

CAP 23.-

Se acordó de Katy y decidió llamarla para que no se preocupase.
- ¡Qué raro que no conteste!
- ¿si?
- Hola K…
- ¡Tú! ¡Mal amigo! ¡Mentiroso! ¿Quién te crees que eres para desaparecer de ese modo? –le dijo Katy interrumpiéndole.
- Shh… Relájate, tranquila, respira hondo…
- Más te vale que tengas una buena excusa.
- A ver, hasta que no te relajes no te contaré nada.
- vale, ya está, ya me he relajado.
- Bueno –dijo Dani muy poco convencido- está bien, te cuento: me he ido a Sudáfrica.
-Pero, ¿por qué?
- Porque descubrí que mis padres estaban aquí.
- ¿Dónde estás exactamente?
- En Johannesburg.
- ¿De dónde has sacado todo el dinero? Porque dudo mucho que te hayan regalado el billete.
- Pues son mis ahorros de toda la vida, ya sabes, la paga, lo que ganaba con algún trabajillo… Pero si yo te contara por todo por lo que he pasado.
- Sin comentarios…
- ¿Qué me dices?
- Veo que no entiendes la frase de sin comentarios. ¿Te tengo que contestar con la verdad, verdad?
- Sí, claro.
- Que es una auténtica estupidez.