CAP 22.-

Despues de doce horas de vuelo insoportables, junto a un japonés que se había quitado los zapatos ( a lo que Dani pensó con cierta ironía que coincidencia y que suerte habia tenido) llegó al aeropuerto de Sudáfrica.

Era un aeropuerto bastante simple, ya que constaba de una única pista (que servía tanto como para aterrizar omo para despegar) y de una única terminal.

Cuando llegó a la terminal casi no había gente, ya que los pocos que estaban acababan de bajar del mismo vuelo que él y la gran mayoría se iba hacia el otro avión que había para irse a otros lugares del país.

La terminal era un edificio pequeño de una única sala en la que se encontraba todo lo necesario. Tenía dos bombillas, por decirlo de alguna manera, que estaban colgadas en el centro de la sala. Las paredes tenían pocas ventanas, que parecían que las habían situado en nos puntos estratégicos para que entrase la luz todo el día. Las maletas estaban apiladas en un rincón debajo de dos carteles.

Dani agarró su maleta y se montó en el autobús que iba desde el aeropuerto hasta el pueblo.

El pueblo en sí era bastante pequeño: dos o tres comercios, un mini desguace y un campo de fútbol que habían construido los niños de ahí, que en realidad eran dos porterías.

Se acercó a una de las casas para preguntar dónde se podría alojar.

La señora a la cual le había preguntado le dijo que se podía quedar ahí sin ningún problema y que no se preocupase que ellos le proporcionarían también la comida.

Dani le dijo que nada de eso que el ayudaría en todo lo que pudiese y que ya conseguiría la comida, si hacia falta también para todos.

Después, aprovechó para preguntarñe si conocía a sus padres y la respuesta que le dio no fue otra que: “Lo siento pero no. Además dudo que aquí encuentres a alguien que los conozca, aquí no hay nadie que se apellide así, bueno ahora tú – dijo esbozando una sonrisa- aparte es un apellido muy poco común.”

Sé que es corto pero eso mejor que nada, ¿no? Gracias vero por leerla y por comentar :) Así que puedes considerar que tanto este como el próximo van dedicados para ti.

Comentarios